5 nutrientes que curan el síndrome del intestino permeable

SALUD | 08-09-2018 | Redacción



 

El síndrome del intestino permeable está muy latente en nuestra sociedad y muchas personas están sufriendo esta condición y no lo saben. Sin embargo, algunos nutrientes esenciales pueden revertir esta problemática intestinal.

¿Experimentas síntomas que incluyen confusión mental, acné, aumento de peso repentino, alergias, deficiencia de nutrientes, desequilibrios hormonales o del estado de ánimo?

Si la respuesta es sí a cualquiera de estos síntomas, puedes beneficiarte con estos 5 nutrientes que curan el síndrome del intestino permeable.

En este artículo, se revisan algunos de los compuestos más probados que son efectivos para reparar el tracto gastrointestinal y ayudar a curar el intestino permeable.

La dieta occidental moderna no solo carece de nutrientes esenciales que promuevan la salud intestinal, sino que la gran cantidad de azúcar, alimentos procesados ​​y el consumo de alcohol, disminuye el porcentaje de compuestos saludables que nuestros cuerpos pueden absorber para su uso.

Muchos de los síntomas antes mencionados son efectos secundarios de la inflamación y trauma en el intestino vinculados a la disfunción autoinmune.

¿Qué es el síndrome del intestino permeable?

El síndrome del intestino permeable es uno de los principales factores en casi todas las afecciones inflamatorias. La mayoría de las personas tiene esta condición, pero lo desconocen.

El tracto digestivo está cargado con trillones de microorganismos que forman un ecosistema natural comúnmente llamado flora intestinal. Este ecosistema está diseñado para ser simbiótico, ya que beneficia tanto al individuo como a los microbios. Ciertos factores estresantes del estilo de vida, eliminan la simbiosis natural entre nosotros y la vida microbiana en el intestino.

Cuando desarrollamos este desequilibrio, causa un aumento en microbios patógenos, inflamación intestinal crónica y daño en el revestimiento del intestino. Cuando esto sucede puede causar una condición conocida como permeabilidad intestinal o síndrome del intestino permeable.

Nutrientes para reparar el intestino permeable

 

Con el fin de sanar y proteger el daño futuro a nuestro intestino, es muy importante que sigamos un estilo de vida saludable y consumir alimentos que sean buenos para el intestino, que tengamos buenos hábitos de sueño y que mantengamos el estrés bajo control. Además, hay varios nutrientes claves que juegan un papel vital para ayudar a sanar el síndrome del intestino permeable.

1. Quercetina

No se ha demostrado que los efectos curativos de la quercetina existan en ninguna droga sintética en el mercado hasta la fecha.

La quercetina apoya una respuesta inmune adecuada mediante la reducción de macrófagos durante situaciones de sobreproducción como se ve en condiciones autoinmunes.

La quercetina estimula la apoptosis (muerte celular) en las células cancerosas. Dentro del tracto digestivo, la quercetina mejora las estrechas barreras de unión revestidas por proteínas.

Otro poder de curación de la quercetina es su capacidad para controlar el daño oxidativo del tejido.  La quercetina previene la liberación de histamina de las células asociadas con la inflamación y las reacciones sistémicas que pueden manifestarse como alergias.

La quercetina también mejora la concentración de glutatión, que se conoce como el antioxidante maestro de nuestro cuerpo. Combinado con otros alimentos como la piña que contiene bromelina, la quercetina tiene una respuesta sinérgica para mejorar la inmunidad y reducir la inflamación.

Se pueden encontrar fuentes naturales de quercetina en manzanas, cebollas, alcaparras, bayas, la salvia, el perejil, e incluso el té verde.

Se recomienda consumir 400-1.200 mg/día de quercetina suplementaria para ayudar de forma natural a prevenir la inflamación y mejorar la capacidad de curación del intestino.

2. Gluconato de zinc

Los fitatos se encuentran en nuestras dietas y comúnmente se consideran antinutrientes. Los fitatos que se encuentran en alimentos como las nueces pueden extraer vitaminas y minerales como el zinc de las reservas almacenadas del cuerpo.

El glicinato de zinc es una de las formas más biodisponibles de zinc porque se absorbe y conserva fácilmente. Al mejorar la disponibilidad de zinc para el cuerpo, el gluconato de zinc puede mejorar la permeabilidad intestinal y sanar el intestino permeable.

Los pacientes con la enfermedad de Crohn han utilizado con éxito los suplementos de zinc para disminuir las ulceraciones del intestino asociados con el intestino permeable y apoyar la función del sistema inmune.

3. L-Glutamina

L-glutamina es el aminoácido más concentrado almacenado en nuestro plasma que no se considera esencial, aunque esta clasificación puede cambiar pronto.

Este aminoácido mejora el tracto digestivo y estabiliza la respuesta inmune no saludable al tiempo que reduce los antojos de azúcar.

Se ha encontrado que las personas con deficiencias de glutamina tienen una respuesta de células T alterada que impide que el sistema inmune combata infecciones.

La L-glutamina suplementaria repara las células de la mucosa que recubren el tracto digestivo actuando como un antioxidante crucial para mantener la funcionalidad y la estructura del intestino.

Este puede ser uno de los suplementos más valiosos para curar el síndrome del intestino permeable.

4. Jengibre

 

A veces se refiere a su componente activo, el 6-gingerol, el jengibre tiene un papel sobre la prevención de la inflamación comparable al de los medicamentos como el ibuprofeno o la aspirina.

El jengibre es un estimulante digestivo que promueve el flujo gástrico y contiene enzimas que ayudan en la digestión adecuada.

El jengibre se puede usar para tratar el dolor asociado con la inflamación intestinal al aliviar las contracciones del revestimiento intestinal. Por esta razón, el jengibre se ha usado tradicionalmente para tratar las náuseas, aliviar los síntomas asociados con el ciclo menstrual de una mujer y tratar las náuseas del embarazo.

Es probable que las personas con intestino permeable tengan un equilibrio insalubre de bacterias en el intestino como resultado de alimentos tóxicos e inflamación del intestino.

El jengibre exhibe poderosas propiedades antimicrobianas que no solo lo hacen un tratamiento económico sino también un antibiótico natural y altamente efectivo.

5. Curcumina

Derivado de la cúrcuma, la curcumina puede prevenir la inflamación crónica al controlar las vías inflamatorias que conducen al daño del tejido tisular, la liberación de histamina, la activación de las células inmunes y las alteraciones digestivas.

Asociada con la mejora de la respuesta inmune de pacientes con enfermedades autoinmunes en ensayos clínicos, la curcumina cura el intestino permeable casi de la misma manera que la quercetina.

Agregar curcumina a la dieta proporcionará a tu cuerpo un poderoso compuesto para eliminar los radicales libres y prevenir la lesión de los tejidos a lo largo del tracto digestivo.

Al reducir la inflamación intestinal, la curcumina ayuda a curar el síndrome del intestino permeable. Puedes marinar la carne con cúrcuma, usarla en salsas y guisos caseros, e incluso agregarla al café y licuados para una mayor protección antioxidante.

Consejos extras para curar el intestino permeable

Cura tu intestino eliminando los alimentos tóxicos e inflamatorios que promueven el intestino permeable. Cuando se restaura la salud digestiva, permite que el intestino se repare y cure naturalmente. La aplicación de estos nutrientes que curan el síndrome del intestino permeable que mencionamos anteriormente te ayudarán a detener la inflamación crónica y mejorar tu calidad de vida.

 


Otras noticias que te pueden interesar...















Noticias recientes