El poder de los gatos sobre la humanidad: ¿son tan buenos para la salud como crees?

SALUD | 08-08-2018 | CNN



(CNN) - Los gatos son animales singulares amados por muchos y temidos por otros.

Y cada 8 de agosto se celebra el Día Internacional del Gato.

Por ejemplo, en noviembre de 2016 cuando un gato callejero deambulaba por los rieles de la línea 7 del metro de Nueva York, las autoridades detuvieron completamente toda la línea hasta que el animal estuviera fuera de peligro. Pero por otra parte, el gobierno de Estados Unidos aplica eutanasia a millones de gatos callejeros cada año.

Una organización de conservación ha dicho que los gatos son un desastre para el medio ambiente y los ha llamado “el eje ecológico del mal”. Los gatos de Estados Unidos matan entre 1,4 y 3,7 millones de pájaros cada año y son los responsables de docenas de extinciones de mamíferos.

El gobierno australiano ha financiado investigaciones sobre los métodos más eficientes para el control de gatos, haciendo productos como una salsa de canguro mezclada con veneno llamada “Eradicat”

Entre tanto, las relaciones de los humanos con los gatos están llena de paradojas. Cerca de la mitad de los gatos caseros han atacado físicamente a sus propietarios. Se estima que hay 100 millones de gatos que son mascotas en Estados Unidos y este índice va en aumento.

Además, la “cultura de los gatos” es un furor en internet y los amantes de los gatos pueden ir a “cat-cafés” disponibles en Asia, Europa y Norteamérica.

En su libro ‘El león en la sala: Cómo los gatos nos domesticaron y se adueñaron del mundo’, la periodista Abigail Tucker nos ofrece un recorrido por la historia de los gatos, que pasaron de ser un temible depredador del cercano oriente a un intruso global. Tucker explica cómo esta bestia de tamaño infantil se abrió camino en tantos hogares y qué tanto pueden afectar la salud de sus dueños.

Escribiste que los gatos son mascotas no recomendables. ¿Por qué crees esto?

Los gatos son excepcionalmente inadecuados para la domesticación. Cuando las primeras personas empezaron a domesticar animales, eligieron aquellos que son fácil de tener en espacios confinados y animales que puedan comer una variedad de cosas: por ejemplo cerdos o cabras, que pueden comer cualquier cosa que sobre en tu cocina. En cambio los gatos son animales costosos: sólo comen comida elegante, carne que incluso nosotros comemos.

Al principio también había una tendencia a adoptar animales con jerarquías sociales que pudiéramos dominar como perros y ganado. Pero los gatos son animales solitarios que no tienen jerarquías sociales. Son difíciles de controlar físicamente y no toleran mucho el confinamiento.

Los dueños de mascotas suelen decir que cuidar a sus perros o gatos les dan varios beneficios para su salud mental y física. Pero, ¿sabemos realmente qué tanto puede afectar nuestra salud tener un gato?

Ha habido muchos estudios de toxoplasmosis, el parásito transmitido por los gatos que puede llegar al tejido cerebral de los humanos. Algunos científicos creen que hay un vínculo entre esa enfermedad parasitaria y problemas de salud mental, especialmente esquizofrenia.

Incluso si tu gato no te genera toxoplasmosis, puede no ser lo mejor para tu salud mental. Hay algunos estudios preocupantes que muestran que tener un gato puede disminuir la probabilidad de sobrevivir a un ataque al corazón y aumentar la presión arterial alta.

Las personas que tienen gatos tienen menos probabilidades de estar afuera, de salir a caminar con sus gatos o encontrar a otras personas que tengan estas mascotas en los parques. Los gatos pueden no ser tan buenos sustitutos para la compañía humana como lo son otro tipo de mascotas. Por ejemplo los perros y sus dueños tienen esta adorable sinergia: se miran a los ojos y ambos tienen este flujo de oxitocina.

Eso no pasa mucho con los gatos. En la naturaleza los gatos no viven cerca a otros gatos y no tienen un repertorio muy expresivo. Una de las maneras como se comunican es dejando feromonas y otros olores alrededor, de las que los humanos son completamente inconscientes. Realmente no estamos hechos para comunicarnos entre nosotros.

Una de las cosas fascinantes de los gatos es su adaptabilidad. Aunque ellos sean animales fundamentalmente antisociales, han sabido cómo manipular a sus dueños. Los gatos feroces no maúllan mucho pero en presencia de humanos pueden aprender a comunicarse para obtener lo que quieran: ronronean de una manera que mezcla ese insistente, molesto y casi infantil llanto con un ronroneo agradable para que sus dueños les den comida.

¿Pero es posible saber si los problemas de salud mental de los dueños de los gatos son el resultado de tener un gato? ¿Debería alguien que ya está solo o es antisocial tener un gato?

Podrían ser las dos. Creo que una persona que es socialmente aislada o no sea capaz de darle un cuidado riguroso a una mascota como el que un perro necesita, debe ser más propensa a conseguir un gato; pero tener un gato puede aislarlo a sí mismo.

Es interesante que las personas describan a internet como el parque digital para gatos, un lugar donde las personas finalmente puedan socializar a través de sus mascotas.

 

He visto muchos artículos últimamente sobre la toxoplasmosis [En uno de ellos el investigador culpa el aumento de la locura en el siglo XIX por el incremento de los gatos domésticos infectados con toxoplasmosis. Otro estudio dice que la gente con toxoplasmosis son dos veces más propensos a estar en un accidente de auto y sugiere que los conductores infectados son distraídos y agotados por la enfermedad persistente de bajo nivel.

Los animales presa infectados con toxoplasmosis, como chimpancés y ratas, que generalmente son repelidos por la orina de depredadores como leopardos y ratas, se sienten atraídos por ella]. Muchas de esas historias parecen un poco graciosas. ¿Crees que el miedo alrededor de la toxoplasmosis es justificado?

Creo que algunas de ellas son exageradas. Los científicos coinciden en que el parásito llega a nuestro cerebro y puede ser muy dañino para los fetos humanos y para las personas con sistemas inmunes comprometidos, pero no creo que hayan soportes que digan que los gatos nos manipulan a través de ese parásito.

Creo que el hecho de que nos centremos en esta idea y que escribamos tantas historias sobre esto, habla del hecho de que los gatos tienen algún tipo de poder misterioso sobre la humanidad. Estas historias sobre toxoplasmosis me recuerdan una historia de hace unos 600 o 700 años sobre gatos y brujería: que los gatos tienen poderes oscuros que no entendemos, que son brujas disfrazadas.

¿Por qué los gatos son un desastre ecológico? ¿Cómo terminaron en entornos de islas aisladas como Australia?

Los gatos son buenos viajando en barcos. No necesitan mucha agua, tampoco mucha vitamina C, así que no desarrollan escorbuto. Han sido capaces de hacerse querer por los marineros en los últimos 10.000 años y navegar por los océanos, que ha sido la principal barrera para la propagación de mamíferos. Es usualmente difícil para los mamíferos llegar a lugares como Australia. Muchas islas no tienen ningún mamífero viviendo en ellas, dejando a solos a los depredadores hipercarnívoros como los gatos.

Con solo unos pocos ajustes, la casa de los gatos es básicamente el reino de las bestias. Las especies de gatos son muy diferentes en términos de talla, pero la huella felina —sus comportamientos y proporción de sus cuerpos— es realmente consistente entre las especies.

Los dejas en cualquier ambiente y son capaces de matar cualquier cosa que sea más pequeña que ellos e incluso cosas que sean un poco más grandes. Son como una máquina de comer carne.

Lee: ¿Por qué Australia quiere matar a 2 millones de gatos salvajes?

Cuentas historias de gatos domésticos que arañan y rasguñan a sus propietarios, especialmente a los niños. ¿Por qué los gatos usualmente atacan a las personas que los alimentan?

Los gatos y los humanos no han vivido encerrados en los mismos lugares más o menos sino hasta las últimas décadas. Hablamos de las implicaciones de la salud mental para los humanos, pero este trato tampoco puede ser bueno para la salud mental de los gatos.

Pueden llegarse a estresar en nuestras casas. Muchas de las cosas que nosotros consideramos normales —desde el volumen de nuestras voces a nuestros termostatos, o la manera como un niño juega con un juguete— pueden estresarlos.

Hay evidencias de que para prevenir la violencia de los gatos a los humanos, necesitamos ir más allá de lo que pensamos. Expertos dicen que deberías tener un cuarto entero de tu casa para el uso exclusivo de los gatos. También asegurase de que tengan una caja de arena por cada piso y cajas extras por cada gato extra que tengas. También dicen que nunca debes arreglar tus muebles, que no deberías usar perfume y que los huéspedes extraños en tu casa asustan a tu gato.

Llegaste a hacer este libro como una amante de los gatos desde hace años. ¿Todo este aprendizaje —de que los gatos son malos para tu salud, para el medio ambiente— cambió tu relación con tu gato? ¿Por qué querrías aún tener un gato?

Perdí muchos de mis sentimientos de estima por los gatos, pero me parece que me maravillo más por ellos. Puedo apreciar su historia, de cómo este pequeño animal se las arregló para darse un lugar en el mundo, convertirse en una temible especie invasora —culturalmente hablando— y en uno de los animales más poderosos del planeta.

Para mí, es parte de las maravillas de la vida, y cómo este animal ha llegado tan lejos en el mundo sin habernos dado mucho a cambio. Creo que eso hace nuestra relación más pura.

Los humanos son buenos extrayendo lo que quieren del medio ambiente. Con los gatos no somos necesariamente los que llevamos las riendas. Ni siquiera sabemos lo que queremos, pero nos encanta.


Otras noticias que te pueden interesar...















Noticias recientes