Los motivos por los que nunca deberías comer en los aviones y otros consejos prácticos

SALUD | 09-02-2017 | Mark Ellwood/The Washington Post



A los que nos encanta viajar siempre queremos estar seguros de que lo estamos haciendo bien. Así que hablamos con trotamundos de todos los sectores del lujo (alimentos, vino, moda, automóviles y bienes raíces) para que nos expliquen consejos y experiencias que valgan la pena. Estos son los "Ilustres Consejos de Viaje".

Melissa Biggs Bradley es la fundadora de la firma de viajes de lujo Indagare. Su club de viajes está basado en la membresía de 1 Percenters, conocida por organizar viajes casi imposibles: desde fletar aviones y yates hasta pasar noches en islas privadas de multimillonarios.

Cuando no planea excursiones para otros, Biggs Bradley pasa entre tres y cuatro meses en carretera y vuela alrededor de 320,000 kms al año. "No soy leal a ninguna aerolínea. Para mí, lo más importante es la conveniencia de la época", explica ella aunque recomienda Delta en Estados Unidos y las cabinas Premium de Air France y Cathay Pacific.

Vive en la ciudad de Nueva York con su esposo y sus dos hijos adolescentes.

window.dfpAdHelper.appendAd("inline","/1058609/america/wapo/nota/inline",[1,1],""); (iStock)

El secreto de la tripulación de cabina para evitar el desfase horario

No como nada en los aviones. He hablado con muchos miembros de tripulación sobre esto y es un secreto de azafata. Hace diez años, me encontré con una auxiliar de vuelo de Singapore Airlines en el vuelo más largo del mundo del momento (17 horas desde Singapur a Nueva York). Ella me dijo que su truco era no comer en el vuelo. Básicamente porque, a una altitud tan alta, el sistema digestivo se cierra completamente. Alguien me dijo que es como estar bajo anestesia. Así que cuando sales del avión todo se reinicia y (tu sistema digestivo) tiene mucho más trabajo que hacer y te hace sentir más cansado.

La mayoría de la gente come en exceso porque es una diversión o porque es una buena manera de pasar el tiempo. Incluso el mejor alimento de avión tiene exceso de sal y está conservado de tal manera para que pueda calentarse en el microondas. Así que suelo comer algo un par de horas antes de subir al avión y bebo mucho agua. Realmente me siento mejor. Volé a París la semana pasada. Salí a las 10 de la mañana y cuando aterricé, disfruté de un almuerzo fabuloso sin sentirme culpable por nada.

(Costa Hollywood)

Cómo encontrar una recomendación local en una ciudad donde no conoce a nadie

Para mí, los viajes no es tanto a dónde vas sino qué es lo que te encuentras cuando estás allí. Cuando vas a otra ciudad siempre quieres tener el nombre de alguien para pedirle recomendaciones. Un amigo mío me dijo que uno de sus consejos es siempre ir y buscar un restaurante con una mesa común en cualquier lugar que va. Es una forma instantánea de interactuar con la gente local.

El seguro de viaje es vital, pero también el seguro de estómago

Hace varios años, estaba en Delhi y salí a cenar. Inmediatamente empecé a notar que estaba sufriendo una intoxicación alimentaria ya que era la primera vez que estaba en la India. Así que un amigo me dio un frasco de probióticos: tomé dos o tres píldoras y la sensación de mareo se curó inmediatamente. Desde entonces, lo llevo siempre que viajo: los Pro-15. También tomo píldoras Pepto-Bismol. Los probióticos acumulan bacterias sanas en el intestino y el Pepto-Bismol actúa como un profiláctico que recubre la vía digestiva como si fuera una manga protectora y ayuda a filtrar los organismos en el agua o en los alimentos contaminados.

(Waldoft hotel)

A veces es más inteligente no alojarse en un hotel de cinco estrellas

En algunas ciudades (muy populares), es mejor reservar una suite increíble en un hotel de cuatro estrellas en vez de tener una habitación de categoría más baja en uno de cinco estrellas. En Roma, por ejemplo, se puede conseguir algo realmente increíble en las suites Portrait o, en Barcelona, en el Hotels Arts vs el Hotel Majestic.

Cómo controlar a tu familia durante las vacaciones

Si estás en un viaje familiar multigeneracional, deberéis dividiros los papeles: el instructor, el documental y el que toma notas. Todos los días, alguien tiene que documentar todo, él es el camarógrafo. Alguien debe estar tomando notas y otro debe estar en la posición de líder de viaje que va a explicar lo que se va a hacer en la jornada. Todos los días se deberían rotar esos papeles. Al final del viaje verás que tendréis un expediente maravilloso. También puedes asignar a un miembro de la familia la función de editor para que se encargue de compilar todo el material en un libro de fotografías.

(Hotel Vitrum)

Cómo tener un multimillonario para subvencionar tus vacaciones

Muchos de los hoteles más increíbles del mundo son propiedades de líderes empresariales exitosos que se enamoraron de un lugar, decidieron pasar un tiempo allí y compartirlo con los huéspedes. Dietrich Mateschitz, fundador de Red Bull, tiene una isla privada en Fiji donde tiene el resort privado de Laucala. O Paul Tudor Jones, cuenta con albergues como el Sasakwa y el Sabora en una superficie de más de 141,000 hectáreas en Tanzania. Ellos no han construido esos complejos para rentabilizarlos ni tampoco para ganar mucho dinero. Son gente exitosa que se enamoró de un lugar y lo compró (invirtiendo grandes cantidades de dinero) para disfrutar. Cuando estás allí te das cuenta: quizás estás pagando USD 3,000 por noche por estar en uno de los lugares de Paul Tudor Jones. ¿Pero y el valor de la comida, las actividades y la comodidad? Pensarías que él te está subvencionando. En Laucala, pagarías cerca de USD 4,000 por noche para dos personas, con todo incluído, pero literalmente puedes estar en esa isla con todo para ti y con un equipo de 400 personas cuidando de tu estancia.

Cómo no perder la cobertura móvil por diez dólares al día

Hace unos años, un amigo me dio un Skyroam, un hotspot móvil. Tú pagas USD 10 al día y no importa la cantidad de datos que utilices en esas 24 horas. Da igual si tus hijos han de descargarse tres películas o utilizan Instagram. Incluso en una de las salas del aeropuerto, donde tanta gente utiliza el Wi-Fi y el servicio se vuelve más lento. O en un hotel donde te cobran por utilizar un dispositivo. En vez de eso, puedo utilizar Skyroam. Tengo a cinco personas conectadas y no estoy pagando la tarifa Wi-Fi. La única cosa es que tienes que revisar la conectividad antes porque no tiene cobertura en todos los países, aunque a mí nunca me falló. Hay una larga lista en su página web y funciona de maravilla en México, Italia y Japón.


Otras noticias que te pueden interesar...















Noticias recientes