Confirman milagro del Papa. Los doctores no encuentran explicación para esto.

SALUD | 04-14-2017 | Redacción



Alguna vez alguien dijo que “Lo más increíble de los milagros es que ocurren”. Y de esto pueden dar fe los padres de Mauricio Mota Sánchez, un joven de 15 años oriundo de Oaxaca, México que nació con una paraplejia que lo mantuvo en una silla de ruedas durante toda su vida.

Enrique y Florencia pasaron los últimos años de sus vidas consultando médicos y siguiendo tratamientos que no dieron mayores resultados, pero al ser personas de fe y confiando en que existe un Dios que todo lo puede, decidieron disponer de todos sus ahorros para viajar a ver al Papa Francisco cuando visitara México.

Y así lo hicieron. Y cuando Enrique tuvo cerca al Papa y le contó la triste historia de su hijo Mauricio, Francisco se acercó y lo abrazó. Lo bendijo y rezó por él.

Inmediatamente supieron que algo había sucedido. Su madre, emocionada, contó que Mauricio dejó de quejarse de dolores y recuperó la sonrisa; y no sólo eso, también pudo hacer algo que siempre quiso: pudo dar sus primeros pasos en 15 años.

El Dr. Luis Rivera, que atiende a Mauricio y que es su médico de cabecera, no encuentra explicación. Él mismo admite que se trata de un milagro, ya que la espina dorsal del joven se encontraba gravemente dañada debido a la enfermedad.

Los padres de Mauricio no dejan relatar a un medio y otro esta experiencia vivida que ellos no pueden calificar de otra manera que no sea un milagro. Y los creyentes presenciamos gustosos estas demostraciones de lo que el amor y la esperanza pueden lograr, haciendo que afiancemos cada día un poco más nuestra fe en Dios.


Otras noticias que te pueden interesar...