Por esta razón España es líder mundial en donaciones de órganos

SALUD | 01-11-2017 | 



La tasa de donantes española es la más alta del planeta, y nuestro sistema de trasplantes el mejor. ¿Cuáles son las claves de este éxito?

Con una tasa de 43,4 donantes de órganos por millón de personas y cerca de 5.000 trasplantes anuales (13 diarios), España lleva 25 años liderando esta rama de la medicina en el mundo. Los españoles son los habitantes del planeta con más posibilidades de recibir un trasplante cuando lo necesitan.

¿Cuáles son las razones de este éxito de nuestro sistema sanitario? Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), y varios de sus colaboradores han escrito un artículo para el American Journal of Transplantation que explica las claves de un logro envidiado en todo el mundo. Cabe recordar que la donación de órganos cubre solo el 10 % de las necesidades globales, lo que hace que muchos países dirijan sus ojos a España como ejemplo a seguir.

Las claves del modelo español de trasplantes

Matesanz y sus colegas dan en su trabajo cuatro razones que explican la eficacia del llamado "modelo español":

La designación de los profesionales adecuados (la mayoría médicos de cuidados intensivos) para gestionar la donación inmediata en el momento en que muere el paciente que cede sus órganos. Estos especialistas cuentan con el continuo apoyo de la ONT y sus oficinas de coordinación autonómicas.

La identificación de potenciales donantes, no solo en las unidades de cuidados intensivos, sino en los departamentos de urgencias de los hospitales y entre los pacientes ingresados.

Considerar donantes de órganos también a los mayores de 65 años. En EE. UU., el porcentaje de donantes mayores de esa edad es del 7 por ciento. En España, uno de cada diez donantes tiene más de 80.

Contemplar la donación no solo en el caso de muerte cerebral, en el que todas las funciones del cerebro han cesado; también en el de muerte circulatoria, en la que se han detenido la circulación sanguínea, los latidos cardiacos y la respiración (es lo que se conoce como donación en asistolia, en la que la rapidez es vital, ya que cuando el corazón deja de bombear sangre, los órganos se deterioran velozmente). Así, pueden obtenerse donaciones incluso de personas que acaben de fallecer por un ataque al corazón en plena calle.

Una población concienciada

La ONT dedica especial atención a su relación con los medios de comunicación, y se preocupa por mejorar el conocimiento de la población sobre la donación y el trasplante. Creada en 1989 por el Ministerio de Sanidad, tardó solo una década en subir las cifras de donantes de 15 personas por millón de habitantes a más de 30, números que siguen creciendo de forma sostenida y que en 2016 batieron su récord de 2015 al alcanzar 2.018 donaciones que permitieron realizar 4.818 trasplantes.

Según Beatriz Domínguez-Gil, miembro de la ONT y coautora del artículo, "el mayor éxito del sistema es que ha convertido en rutina la donación de los órganos, al margen de las circunstancias de la muerte del donante.

Hemos conseguido que los médicos que atienden a las personas al final de sus vidas hablen con estas sobre si desean donar sus órganos cuando fallezcan".

Fuente: Muy Interesante

 


Otras noticias que te pueden interesar...